CEREMONIA

-Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exige un alto sentido de la lealtad. ¿Cuál es su debilidad? ¿De que pie cojea? No tema decirlo. Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exije un alto grado de confianza. Mi debilidad consiste en que me gusta que me azote una abuela encuerada. Como dicen los test, mi debilidad es de índole sexual. Todos los que pertenecen a nuestra empresa lo saben. Debe saber también que hay debilidades raras. Aquí tiene, por ejemplo, al señor Enhiesta…

 

-Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exige un alto sentido del orgullo. Mi debilidad consiste en desear los vinos más caros del mundo. Hay una que por el momento me resulta imposible conseguir. Vino un enemigo y me la ofreció. Airado, me levaté, lo abofeteé y lo reté a duelo. Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exige que nuestra debilidad sea nuestra fortaleza. Como dicen los test, mi debilidad es de índole vinícola. Todos los que pertenecen a nuestra empresa lo saben. Debe saber también que hay debilidades que giran en torno a la familia. Aquí tiene, por ejemplo, al señor Varado…

 

-Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exige un alto sentido del deber. Mi debilidad consiste en amar hasta lo irracional a mi familia. Un enemigo secuestró a mi hija menor, de siete años. Hice que asesinaran al secuestrador. Debe usted comprender que la pertenencia a nuestra empresa exige que nuestra debilidad no induzca al chantaje. Como dicen los test, mi debilidad es de índole carnal. Todos los que pertenecen a nuestra empresa lo saben. Debe saber también que la empresa aún no conoce cuál es su debilidad. Así que muéstrese como ejemplo…

 

-Comprendo que la empresa exige lealtad. Comprendo que la empresa exige un alto grado de confianza. Comprendo que la empresa exige un alto sentido del orgullo. Comprendo que la empresa exige que nuestra debilidad sea nuestra fortaleza. Comprendo que la empresa exige un alto sentido del deber. Comprendo que la empresa exige que nuestra debilidad no induzca al chantaje. Todos los que pertenecen a la empresa deben saber que mi debilidad consiste en que encuentro un sutil placer en estrangular a chicas jovenes que apenas rondan los veintidos años. Como dirán los test, mi debilidad es de índole psicopatológica. Comprendo que la empresa exige que ningún enemigo podrá utilizar mi debilidad para perjudicar a la empresa. Comprendo que la empresa exige de mí sacrificio. Mi sacrificio me hace de la empresa… Aquí tienen, por ejemplo, al señor Tenebrosa…

 

-Tú sacrificio te hace de la empresa. Comprendemos que la empresa exige un alto nivel de sacrifico. ¡Salve Tenebrosa!

 

– (Todos, a una) Comprendemos que la empresa exige…

Anuncios

Etiquetas:

4 comentarios to “CEREMONIA”

  1. sergio Says:

    jajajajaja…. Es terrorífico, Juanjo. Me ha gustado. Muy kafkiano,…me recuerda a “El castillo”. Estoy leyendo todos tus post, ya te contaré. No dejes de escribir. Abrazos.

  2. Olga B. Says:

    Buenísimo.
    Es el primer texto tuyo que leo, y creo que voy a leerme muchos más.
    Un saludo.

  3. Juan José Colomer Grau Says:

    gracias olga, he echado un vistazo rapido a tu blog y me gusta. Nos leemos. Un saludo.

    a ti sergio no te digo na… jejejejejejejejeje, solo que sepas que no pierdo de vista el “cronicas bajo el ombú” y tu crecimiento como escritor. Siempre he dicho que eres muy bueno y lo vas confirmando día a día.

  4. sergio Says:

    Échale cuenta a Olga, es muy buena.

    Abrazos, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: