Metafísica del escritor

Como aceitunas y bebo cerveza. Algunos dicen que estoy ciego. Y yo les respondo que sí, ciego de amor. Espero que pase algo mientras mi perro me pide con gestos caninos algo que llevarse a la boca. Tendemos a pensar que al perro solo le falta hablar. La humanización de los animales. El sabor amargo conquista su lengua y la mía, mientras pienso que escribo algo grande, el culmen de la literatura, la gran obra maestra del siglo XXI. ¿Qué hay de grande en mí? ¿Qué hay en mí que merezca la pena? Puedo escribir el peor drama del mundo. La tragedia más interesante para que dos universitarios se corran entre sábanas blancas. Yo soy alguien. Lo mismo me digo entre millones de cuerpos que buscan el mismo tomate. Viva Jasmin, la mujer que más quiero, el secreto de mis letras y de mi alma, los ojos que espantan la vanidad y me devuelven al mundo junto a mi perro, a la paz de nuestras manos juntas, a los besos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: