Ella

Al entrar percibí la borrosa silueta de una mujer, la sombra de una promesa. Pero se escapó a mis ojos. Apenas había luz, de modo que apoyé mi mano en la pared para que me sirviera de guía en la persecución que se había iniciado. Avanzando mis oídos apuntaban hacía el fondo indefinido, buscando la percepción de pisadas que me dieran la distancia aproximada a la que me encontraba de ella. Mis pasos eran lentos y desesperados. Intuía que ella escapaba. Pero al cabo de unos segundos pude observar que se había detenido y parecía apoyarse en el hueco de una puerta. Supe que me esperaba. Su juego de chica enamorada que huye del amante había finalizado. Entraríamos juntos, agarrados de la mano y yo recibiría su ansiosa guadaña en mis entrañas.

Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Ella”

  1. eduard Says:

    Buena pluma. Me ha extrañado la ausencia de comentarios dada la calidad de los relatos. Bueno, será un misterio.

    Un saludo Loco Datar

  2. Juan José Colomer Grau Says:

    Ante todo, gracias por los elogios eduard y por leerme. De la ausencia de comentarios no puedo decir nada, tampoco me quejo. Un saludo y muchas gracias de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: