La construcción de la historia

Une una A con una D con una A con una N y ya tienes un nombre. Con el nombre tienes a un personaje posible y con el personaje puedes tener una historia, la cual puede empezar en una habitación blanca, iluminada por una luz furiosa y exasperante que no permite ninguna sombra. Cerrar los ojos no soluciona nada, pues la luz todo lo penetra. No tarda en aparecer una polifonía constante e hiriente, seguida por una voz profunda que exige una confesión, violando los oídos y haciendo de la conciencia de estar despierto un hecho despreciable. El cuerpo no se soporta a sí mismo y pide perdón, compasión, comprensión. Ha traicionado, mentido, conspirado. Se arrepiente. Pero no es suficiente. La culpa abre una puerta. Afuera espera la selva incierta. Año cero…

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta to “La construcción de la historia”

  1. sergio Says:

    Muy bueno el desarrollo, Juanjo. También me gusta el tono y el ambiente. Cuando digo desarrollo, me refiero al juego metaliterario: la literatura al final se une a la vida pero no de una forma inocente, claro, sino violenta. Desde luego la culpa no es suficiente, mediante la culpa deberíamos intentar conseguir no sentirnos culpables, deshacernos de la culpa, creo.

    Últimamente estoy pensando en la armonía violenta, fuera de tópicos manidos como el happy end; puede haber un final feliz, pero no feliz en su totalidad. No sé si me explico.

    Abrazos.

    Pdta.: seguiré leyendo hacia abajo y te escribo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: