Discontinuidad

Da vueltas alrededor del salón. La nueva decoración no le acaba de convencer. Es demasiado agresiva, por lo que no se siente a gusto cuando se deja caer en el sillón. Pero antes de quejarse decide realizar unos pequeños cambios por su cuenta. Mueve la mesa, cambia un jarrón, piensa que una lámpara compuesta de cristales multicolores encajaría mejor y daría un toque de intimidad que ahora le falta. Se pone el índice en la barbilla y percibe que entra demasiada luz por la ventana, por lo que unas cortinas oscuras darían la posibilidad de elegir entre luz o sombra. Da dos pasos y entonces suena el teléfono. No se atreve a contestar. No esperaba una llamada tan temprana. El miedo a la verdad ha paralizado su cuerpo, aunque sabe que tarde o temprano deberá de dar una respuesta.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: