Bukowski infantil

Ha leído sobre la belleza de la carroña, sobre alcohol indiscriminado, sobre drogas, la muerte de dios, el superhombre, las flores del mal, la esquizofrenia y el punk. Siente en su estómago el hambre de la distinción, de la originalidad de constituirse en punto de vista maldito. Experimenta con un lenguaje bizarro, maloliente, oscuro y maniático que siempre empieza por Yo, que siempre tiene como centro a Yo y todo lo ve a través de Yo. Sueña con ser catalogado algún día como perteneciente a una generación que trajo aire fresco a una literatura estancada. Presume de amigos cada cual más excéntrico y asqueado, con los que se pone ciego de cocaína, viagra, anfetaminas y alcohol en clubes de música discontinúa, haciendo gala de su diferencia con movimientos de apertura de brazos, cagadas en dios y oraciones ocurrentes. Jódeme en la cocina entre hedores de carne estofada y ensalada de dos días, después si quieres tomamos leche con cacao. Sueña con ser entrevistado y desatar la polémica, con ser provocador y sonrojar al oponente hipócrita con su auténtico estilo de vida cuando le den una columna. Pero una noche se perderá por las sombras y encontrará un paisaje de rostros desdentados y de amenazadores cuchillos de cocina, de gritos y miradas de odio, adicción y rabia. Allí sabrá que el miedo se  materializa por el ano y que las piedras ni ríen ni lloran, pues todo les es indiferente.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: