Resolución de la batalla

Escucha voces al otro lado de la pared. Los niños juegan. Ahora, acostado en el sofá, mira al techo, en donde hay un dibujo de un gran dragón rojo que ataca a un seguro godzilla fosforescente que lo supera en tamaño. No obstante, no se puede aventurar quién será el ganador de la batalla. Escucha ruidos en la cocina. La mujer guarda la compra. Decide levantarse y bichear que novedades trae en la bolsa. Y mientras rompe un trozo de pan que se lleva a la boca, pregunta por la cerveza. Cuando después de una bandeja de carne de cerdo y dos latas de guisantes verdes aparece el primer litro la besa en el cuello y se retira. El único inconveniente de una cerveza llegada de un supermercado con híper-descuentos es que aún está caliente, y después de ordenar con un grito que guarde el otro litro en el congelador, lo comprueba por enésima vez tras el primer trago. Tras medio litro consumido coge una baraja y escoge una carta al azar. Es un contundente uno de bastos. Piensa que esta vez el godzilla lo tiene difícil para ganar y así lo confirma cuando la siguiente carta es un miserable dos de oros. Anota en la libreta el resultado de la contienda del día y realiza un recuento. El dragón rojo solo ha superado al godzilla en tres ocasiones de treinta y una veces. El mes se ha cumplido, piensa.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

3 comentarios to “Resolución de la batalla”

  1. micromios Says:

    En mi imaginación puedo ver al dragón rojo y a godzilla en una escena familiar, como un padre y un niño pequeño jugando a las cartas. Lo que no sé es que se apostarían: cabezas voladoras, rayos de gelatina, sonidos ígneos o una cerveza bien fría.
    Salut

    PD: ja ha passat el fred, però ens ha deixat tot ple de virus de grip (comú, que l’altra l’estan millorant)

  2. annefatosme Says:

    Un relato muy original, me gusta la visión del dragón y del godzilla,o como los padres también sueñan. Una buena manera de evadirse, quizá más eficaz que la de beber cerveza.

  3. chrieseli Says:

    Me queda la sensación de querer escapar de una existencia vulgar, dándole mayor importancia a una contienda que no es para nada relevante.
    La cerveza caliente, el cable a tierra para indicar que por más que se quiera, el mundo no es para nada perfecto.
    Te sigo leyendo
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: