Archive for the ‘relatos y otros escritos’ Category

La negación de la vida

diciembre 11, 2009

La negación de la vida no le vino por la muerte de un ser querido, tampoco por la del Hombre y menos por la de Dios. Nunca dudó cuando visionó los cuerpos flotantes de las últimas inundaciones o las rabiosas costillas de un niño africano; ni cuando leyó que todo es decorado, de que todo es un ordenamiento artificial de las cosas y los sentimientos. Cuando se rompió una muñeca el dolor tan solo le pidió ser aplacado, lo cual tenía como única preocupación que no faltaran los ANTI-DOLORINES. Nada de sentirse frágil en un mundo hostil, nada de náusea, nada de angustia. La negación del la vida llegó de una manera clara, concisa y transparente, como en una iluminación, cuando tomó conciencia de que su número de la seguridad social era el ciento cuarenta y cinco mil seiscientos sesenta y seis y que formaba parte de los doscientos cincuenta y tres mil cuerpos que se habían reunido para pedir pan. DELETE.

Anuncios

Guapo

diciembre 2, 2009

Solo sabe hablar de sí mismo. Solo quieren saber de él mismo. Un color: el azul. Una canción: BLACK WALKING IN THE NIGHT. Una película: TRAS LAS NEVADAS MONTAÑAS. Un libro: EL AIRE DEL VERANO. El amor de tu vida: mi madre. Una de las expresiones que más repite a lo largo del día es “me gusta”: Volar, viajar, reír, whisky con hielo, el tecno, GIORGIO D´ARCANGELO, ABBU-DABI, los besos a la luz de la luna, el sexo salvaje, el SAN FILANTROPICO reserva del 83, tinto por supuesto, las largas noches con los amigos, vestir bien, ser fotografiado. De una mujer espera que sea cariñosa, buena conversadora, espontánea, que le gusten los platos delicados, atractiva, joven, que huela a jazmín y que quede bien en las fotos. Es compatible con las Capricornio y las Géminis y espera tener algún día tres hijos. En los días de mal humor su expresión favorita es “no me gusta”: La ropa sucia, los que huelen mal, darse un golpe, la mayonesa, CATALINA HINOJOSA, LAST YORK, los aduladores gratuitos, los momentos sin música, una fotografía borrosa, la muerte. Cree en un más allá vago y nebuloso que siempre le favorecerá cuando muera. Y siempre afirma que algo hay, ¿no?

Frío

noviembre 23, 2009

Una voz fuerte. Unas voces débiles. Hermenegildo González Santiagosa. Presente. Antonio Buendía Jerlinchez. Presente. Manuel Cospedal Figueroa. Presente. Julius Amorós Mendanzo. Presente. Gabriel Mustaf Milonga. Presente. La lista es interminable. Juan Luís Pardeiz Okunko. Presente. Borja Seisdedos N´umbia. Presente. Gonzalo Almirante Foix. Presente. Enrique Hueso Schneider. Ausente. La voz fuerte pregunta: ¿Solo uno? Otra voz fuerte pero degradada asiente, quitándose culpa. La voz fuerte ordena más enfermedad y se aleja. Empieza a soplar un viento frío.

Evento

noviembre 16, 2009

Llega otro tonto que paga. Sonríele. Hazle una reverencia de bienvenida. Dile que disfrute de las vistas y que no dude en visitar la tienda de souvenirs. En los breves segundos de intercambio debes conseguir que se sienta importante, trato personalizado, mientras anotas que se trata del visitante mil setecientos cincuenta y cuatro.

Gris

octubre 20, 2009

Le cuenta cómo se cruzó con ella en el parque. Él suele pasear y pasear, de aquí para allá, sin rumbo, mirando todos y cada uno de los rostros. Casi nunca siente nada, pero en algunas ocasiones salta un resorte sentimental, sin nombre, quizás pura química que se inscribe sobre un fondo de apatía y mirada neutra. Al fin y al cabo es humano. Le cuenta que cuando esto ocurre necesita comprender por qué; y que esa es la razón por la que después la acechó hasta que cayó en sus brazos. Intenta penetrar en sus ojos, buscando la reproducción del sentimiento, pero una vez más vuelve a sentir la decepción de la cercanía. No siente amor cuando la mira. La tira.

La perfección

octubre 14, 2009

Al entrar en casa la máquina le abre suavemente la puerta del excusado en donde le espera un baño con el agua a una temperatura de cuarenta grados. Afuera es invierno. La máquina no puede quitarle la ropa ni ayudarle a entrar en el agua, pero si tiene preparado un vaso de vino blanco que le acompañará junto a una suave melodía. La máquina interpreta los ojos cerrados como una orden de reducir la luz y dar un toque de iluminación de vela. Se ha quedado dormida después del último sorbo. La máquina sabe que el sueño debe durar una hora y media, de modo que lentamente va deslizando un suave pitido que provoca un agradable despertar. La máquina no puede ayudarle a salir del agua ni a colocarse el albornoz ni a mirarse al espejo, pero sí puede interpretar el deseo y modificar la imagen para ofrecerla como perfección de sí misma.

Rutina

octubre 1, 2009

Lentamente va vislumbrando la entrada del edificio, el primer control de identidad, la taquilla donde le aguarda el uniforme, el largo pasillo definido por celdas, gritos, insultos que no van a más. Lentamente va vislumbrando como se abren las puertas del Bloque Este y entra en la sala. Vislumbra el cuerpo encapuchado y sentado en la silla. Pensará como siempre que es mejor no verle el rostro. Caminará con paso firme, por entre el público escaso, directo al botón, para que después el doctor pueda acreditar que se trata una Ejecución Legal por Electrocución. Lo que no vislumbra es que antes de apretar el botón lamentará haber olvidado los guantes en la cocina.

La vida abstracta

septiembre 24, 2009

Hacer del personaje una mera presencia, una línea vacía entre dos acontecimientos. La sola representación de un nombre, una edad, un grupo sanguíneo, un sexo. Hacer de su cuerpo un espaciamiento, que puede ir de un sitio a otro o quedarse estático, ser pesado o ligero, ancho o fino. Hacer que sus nervios posean un punctum de ansiedad, sin causa definida, de veloz respiración y carente de palabras. Hacer de la voluntad un cúmulo de acciones interrumpidas, impotencias, conatos y determinaciones fracasadas. Hacer que solo tenga fuerzas para cambiar de canal y tragar más que escuchar o mirar. Hacer que los oscuros movimientos del cuerpo le provoquen una trombosis mientras la demoledora estadística del colesterol ilumina una pantalla.

Foto y video

septiembre 19, 2009

Arrastra los pies con el brazo izquierdo sujetando el derecho, del que cae un reguero de sangre que carece de buen augurio. La gente lo mira con horror al pasar, pero prefiere seguir su camino y no se molesta en ayudarle. Su rostro pálido tampoco ayuda a despertar caridad, pues posee un soplo maléfico que produce rechazo inmediato. No obstante, se forma una aglomeración en torno a su cuerpo cuando se desploma y muere entre convulsiones, mientras algunos le hacen fotos y otros lo graban en video.

Perfil

septiembre 9, 2009

La oferta del periódico abrió la esperanza. Buscaban Varón, de entre 35 y 50 años de edad, soltero, cercano a los dos metros de altura y unos cien kilos de peso. No especificaban para qué, pero eso no le importó, pues supo de inmediato que encajaba en el perfil.

Desguace

agosto 22, 2009

Una vez desgajado el yo del cuerpo, si la imagen objetiva no coincide con la imagen subjetiva, se recurre a la cirujía para reproducir la reconciliación.

El esquema de la sospecha

agosto 21, 2009

Varón de entre 35 y 55 años. De piel morena, característica de rayos uva artificiales. 1´85 de estatura. De pelo rubio tintado tocado por raíces oscuras. Melena caracoleada y limpia. La última vez que se le vio iba vestido con una camisa negra, unos jeans rosa ajustados a sus mínimas piernas y deportivas amarillas, complementado por un bolso de lunares multicolor. Suele utilizar grandes gafas de sol. Ojos de mosca. Lleva tatuado con letras pequeñas y góticas en el culo el lema IN GOD WE TRUST. Altamente peligroso. Se autoriza abrir fuego en caso de identificación.

Impulso

agosto 4, 2009

Un impulso nervioso recorre en millonésimas de segundo el camino que va del cerebro a la punta del dedo gordo del pie. Los ojos han visto algo y es necesario buscar las palabras que encajen con ello. ¿Ansiedad?

La cosntrucción de la noticia

agosto 2, 2009

Un niño cae inocente al suelo. Accidente en la calle Menéndez Pelayo, al menos un herido por contusión. Un cadáver se descompone en una cocina llena de moscas. Encontrado el cuerpo de Candela Alí Al-Mahadi, La Princesa de la secta Cristo Vence. Un avión despega. Continúa la ofensiva aérea contra la guerrilla separatista de los Soldados Redentores. Un hombre regala embrujado una flor. Adulterio!!!! Roberto Fresnadosa cazado. Corre libre el agua. Al menos veinticinco muertos y diez mil desplazados por las últimas inundaciones. Un cuerpo grita desgarrado. Fuentes no oficiales informan de torturas contra los disidentes. Un hombre bebe. El Consejo de Sanidad advierte que el 25 % de la población activa bebe alcohol todos los días. Un hombre sonríe. Carlos Alberto de Foi, autor de El secreto de las ánimas, ganador del premio literario Núñez de narrativa. Un cuerpo deja de respirar. Minuto de silencio.

Jaque mate en tres jugadas

julio 26, 2009

Mueve la torre. Jaque mate en tres jugadas. Resopla aliviado y se levanta. No pueden darse la mano. Las negras pertenecen a la máquina. Se marcha a los lavabos, como si estuviera huyendo. Hoy realmente se lo han puesto difícil y se dice que la próxima vez quizás… Se lava la cara y se mira al espejo. Es consciente de que tiene que salir para recibir los aplausos. Había mucha expectación. El cerebro contra un análisis de cien mil jugadas por segundo. La humanidad respira aliviada. Sale de nuevo. Los aplausos y los flashes se desatan cada vez más rabiosamente hasta que un ruido creciente, parecido al de una turbina, los va apagando. Suena amenazador aunque nadie osa moverse. Se intuye que el ruido tiene un limite y cuando éste por fin se sobrepasa suena una explosión. Varios cuerpos yacen en el suelo, inmóviles. La máquina se ha autodestruido, quizás motivada por una perturbadora sensación de rabia ante la derrota.

Tópicos

julio 7, 2009

Lorenzo Benavides Garbajosa no es un detective privado alcohólico y solitario que recibe el misterioso encargo de un industrial millonario de investigar la desaparición de de su hija de 16 años con las tetas y los labios saturados de silicona, no es un inspector de homicidios separado y amargado obsesionado con cazar al asesino en serie que corta las uñas de sus victimas de una forma delicada antes de degollarlas, tampoco es un abad racionalista del siglo XIII que se ve envuelto en la persecución de la misteriosa secta maniqueísta de los milenarios y ni mucho menos es un escritor drogado de versos y reflexiones bizarras que deambula de coño en coño en una ciudad repleta de personajes extremos que hiede a frívola mierda. Lo más distintivo de Lorenzo Benavides Garbajosa es que su número de seguridad social es el 123456789 y que le quedan dos meses de paro, palabras textuales y nerviosas del funcionario Manuel Garcés Oinaz, el cual inicia sus vacaciones estivales al día siguiente.

El futuro

junio 19, 2009

Han pasado los años y estas atado a una cama. El Apocalipsis que predicaste no se ha cumplido. Tu cerebro esta saturado de calmantes y tus ojos solo perciben un techo blanco que nada tiene que ver con el cielo. Intentas moverte, pero el cuerpo no responde. De vez en cuando una intensa luz te obliga a cerrar los ojos y es en ese momento cuando recuerdas las palabras de antaño, ahora sin significado.

No hay más

junio 12, 2009

Los cuerpos se rozan, se miran, se tocan, se mojan, se sudan, se huelen, se respiran, se murmullan y se balancean con los frenos de la máquina cuando realiza una parada. Unos bajan otros suben. No hay alivio del espacio. Alguien grita cuando vuelven a arrancar. No le ha dado tiempo ha bajar, pero la máquina no se detiene, ahogando la protesta.

Lo real

junio 9, 2009

Se dio cuenta de que era real, cuando percibió que no había música épica alrededor del derrumbamiento.

Agua fría

mayo 30, 2009

Hunde sus manos en el agua. Esta fría. Se limpia la sangre.