Posts Tagged ‘bizarro’

Bukowski infantil

septiembre 18, 2009

Ha leído sobre la belleza de la carroña, sobre alcohol indiscriminado, sobre drogas, la muerte de dios, el superhombre, las flores del mal, la esquizofrenia y el punk. Siente en su estómago el hambre de la distinción, de la originalidad de constituirse en punto de vista maldito. Experimenta con un lenguaje bizarro, maloliente, oscuro y maniático que siempre empieza por Yo, que siempre tiene como centro a Yo y todo lo ve a través de Yo. Sueña con ser catalogado algún día como perteneciente a una generación que trajo aire fresco a una literatura estancada. Presume de amigos cada cual más excéntrico y asqueado, con los que se pone ciego de cocaína, viagra, anfetaminas y alcohol en clubes de música discontinúa, haciendo gala de su diferencia con movimientos de apertura de brazos, cagadas en dios y oraciones ocurrentes. Jódeme en la cocina entre hedores de carne estofada y ensalada de dos días, después si quieres tomamos leche con cacao. Sueña con ser entrevistado y desatar la polémica, con ser provocador y sonrojar al oponente hipócrita con su auténtico estilo de vida cuando le den una columna. Pero una noche se perderá por las sombras y encontrará un paisaje de rostros desdentados y de amenazadores cuchillos de cocina, de gritos y miradas de odio, adicción y rabia. Allí sabrá que el miedo se  materializa por el ano y que las piedras ni ríen ni lloran, pues todo les es indiferente.

Tópicos

julio 7, 2009

Lorenzo Benavides Garbajosa no es un detective privado alcohólico y solitario que recibe el misterioso encargo de un industrial millonario de investigar la desaparición de de su hija de 16 años con las tetas y los labios saturados de silicona, no es un inspector de homicidios separado y amargado obsesionado con cazar al asesino en serie que corta las uñas de sus victimas de una forma delicada antes de degollarlas, tampoco es un abad racionalista del siglo XIII que se ve envuelto en la persecución de la misteriosa secta maniqueísta de los milenarios y ni mucho menos es un escritor drogado de versos y reflexiones bizarras que deambula de coño en coño en una ciudad repleta de personajes extremos que hiede a frívola mierda. Lo más distintivo de Lorenzo Benavides Garbajosa es que su número de seguridad social es el 123456789 y que le quedan dos meses de paro, palabras textuales y nerviosas del funcionario Manuel Garcés Oinaz, el cual inicia sus vacaciones estivales al día siguiente.