Posts Tagged ‘huracán’

El fin del mundo

septiembre 25, 2017

Llega cansado a casa. La calle es una continua violación de bocinazos, murmullo, zapateo, motores, politonos del teléfono, gasolina, colegiales en excursión al museo, adventistas del apocalipsis. Cierra la puerta y se hace el silencio. El trabajo es un continuo ir y venir de preguntas sobre cancelaciones de contrato, nuevos abonamientos, quejas por una facturación excesiva y procedimientos para darse de baja. Las respuestas que salen de su boca tienen que estar envueltas por la amabilidad, la paciencia, y si se hace necesario el peloteo. Enciende la luz y se deja caer en el sofá. El silencio pacifica el alma. No quiere escuchar nada hasta mañana, cuando el gorjeo de la cafetera le da energías para salir y enfrentarse al tranvía. Allí volverá al ruido y a las ganas inquebrantables de mandar a todo el mundo por el culo. Pero hasta entonces se estirará un ratito más en el sofá y después escuchará con placer el chispeante sonido de las chuletitas de cordero a la plancha.

Pero todo el encanto se rompe cuando una mosca decide que debe penetrar su oído y el siseante sonido de las alas hace que agite con violencia y rabia la cabeza. Creía que había matado todas las moscas que se atrevieron a instalarse en su casa. Creía haberse deshecho de todas después de una lucha sin cuartel con el insecticida y el periódico gratuito de la tarde. Pero quedaba una y después de buscar su oreja busca sus fosas nasales. Va rápido a la cocina a coger el spray. Pero la mosca no le deja en paz y revolotea, terca,  buscando sus agujeros visibles. Tiene que cerrar la boca. La mosca parece un kamikaze japonés. ¿Querrá venganza por sus compañeras muertas? Esta pregunta hace que el dedo se detenga antes de accionar el botón. Nota ensañamiento en la mosca. Ataca una y otra vez a pesar de los manotazos. ¿Por qué no suponer voluntad de venganza en la mosca? Ha gaseado a toda su familia y ahora está sola y la genética ya no puede seguir su curso natural. Está encerrada en esta casa sin otras moscas con las que procrear. El destino natural se ha quebrado y solo le queda suicidarse atacándole de manera ciega. Es el fin del mundo para la mosca.

Vuelve al sofá para comprobar que la mosca no le deja en paz a pesar de que ha dejado las chuletas de cordero sobre la encimera, ahí, fresquitas, apetitosas. Y así es. La mosca, como queriéndole hacer creer que descansa sobre su cabeza, propicia que se dé un manotazo que le mueve a acabar con todo. Guerra química. Aprieta el botón. La mosca parece haberse emborrachado y la velocidad de los ataques se ralentizan, aunque no cejan. Emborrachado el mismo por la victoria difiere el momento en que asestara el golpe definitivo con el periódico. Ahora es más fácil que nunca. Pero quiere observar como pierde fuerzas y cae panza arriba sobre la mesa. Quiere escuchar el sonido de las patas agitándose antes de ser aplastada por la noticia de un huracán devastador en el caribe. Eres la última. Imbuido del orgullo del vencedor se atreve a abrir la boca para decir que fue una mosca valiente pero… Antes de que puede acabar el discurso la mosca realiza un esfuerzo final y logra colarse por la boca hasta los pulmones. Entonces ambos cuerpos colapsan y el último ruido que se escucha es el del ahogamiento.

Anuncios

Noticias del fin del mundo

enero 7, 2010

“…procura extinguirte con clase y dignidad…”

Siniestro Total.

En una esquina un loco con ojos afiebrados lanza proclamas del apocalipsis al tiempo que pide unas monedas. Solo se salvarán los arrepentidos, mientras que los demás perecerán bajo las fauces de un dragón de mil cabezas sino han perecido antes en los trescientos sesenta y seis terremotos que asolarán los cinco continentes. En una emisora de radio el politólogo Luis Fresnadosa analiza la escalada de tensión en Oriente y las primeras medidas de urgencia tomadas por el gobierno. Defiende con frialdad que el pulso diplomático ha de verse reforzado por una postura de amenaza militar; palabras y tanques para demostrar al mundo que no somos una nación débil. En un documental físicos y astrónomos analizan la trayectoria del cometa JOSELE, cuya desviación anual de mil kilómetros hará que para dentro de dos mil años impacte con la tierra provocando grandes tsunamis que anegarán el treinta por ciento de la superficie terrestre. En un canal de noticias se augura que la toma de las colinas por parte de grupos terroristas aumentará de sobremanera el peligro de atentados indiscriminados contra población civil e inocente y aconsejan que ante cualquier indicio de sospecha no duden en acudir a la policía. En un programa de misterio el periodista James Figueroa habla del desconocido vidente del siglo XIII Karl Kovich, el cual profetizó que para el próximo año nacerá un niño con dos corazones. Cuando el primer corazón se detenga se desatarán grandes tormentas eléctricas. Cuando el segundo corazón lo haga y el niño muera, del fondo de la tierra emergerán grandes ríos de lava que instaurarán el reino de Belcebú, Ecrón, durante seiscientos sesenta y seis años. Publicidad. Una joven en ropa interior se mira al espejo con una enorme sonrisa mientras se pone unos pendientes, por detrás llega un joven con ancho mentón y le hace cosquillas con una leve pluma, lo cual desata un inocente juego que acaba junto a un rollo de papel higiénico rosa, SWEET, LA VIDA SUAVE. Fin de la publicidad. En un reportaje fotográfico se muestran desolados y esqueléticos cuerpos de sub-saharianos inscritos sobre el fondo anaranjado de un desierto abrasador, calculando que en los próximos cincuenta años las hambrunas se extenderán de la mano de terribles sequías amenazando incluso a los países desarrollados. En una celda oscura el místico Johann de Vindicus interpreta sonidos e imágenes como una cristalina orden divina de sacrificar a toda mujer con exageradas arrugas en el rostro y con menos de cincuenta quilos de peso, para así ayudar a Yahvé a preparar las huestes que vendrán a juzgar a vivos y muertos con sus miradas de oro y luz. En una revista científica muestran la imagen sonrosada del nuevo virus AH2V6, bautizado también como virus del silencio, en tanto que no hay forma de diagnosticar el contagio y tan solo deja margen para observar como ataca sin previo aviso las células de las paredes arteriales, provocando en pocos minutos la muerte del huésped entre hemorragias incontenibles. En tres gráficos se muestra la creciente mancha roja de la evolución del contagio sobre el mapa del mundo a los diez, veinte y treinta años del primer caso. En una entrevista al ufólogo James Martin, éste declara que tras su última visita telepática al planeta Grauen ha constatado que los graueianos ultiman los preparativos para la invasión de la Tierra y la posterior liberación de la humanidad del yugo de la carne, convirtiéndonos en seres etéreos dotados de una inteligencia casi divina. Lanza proclamas a la no resistencia y afirma que espera ansioso el día de la liberación, bautizado por los graueianos como AURORA. En unas noticias de última hora se muestran imágenes de tumultos y violentas cargas policiales plagadas de humos lacrimógenos y coches y escaparates ardiendo, mientras confirman que arrecia la revuelta de las ciudades del sur y la huida del gobernador. El Estado ha ordenado la movilización del ejército así como lanzado proclamas a la unidad nacional y a la reconciliación, declarando el toque de queda las veinticuatro horas del día y el estado de excepción. Publicidad. Aparece un niño corriendo y se escucha el frenazo de un coche: Fundido en negro. Se escuchan melódicas campanillas que nos acercan a la carrera del esqueleto de un perro que avanza veloz por una calle residencial y ajardinada en una noche de luna llena, hasta que desemboca en el jolgorio de una feria en donde familias de zombis comen algodón dulce y pasean felices por entre norias y tiovivos. Una voz en off con aire infantil nos dice que la muerte también puede ser divertida en la nueva película: MAMA, ¿POR QUÉ ESTAMOS MUERTOS? Fin de la publicidad.

http://www.youtube.com/watch?v=slvLxUTNWPM

http://www.youtube.com/watch?v=DBE3yueCr7M&feature=related