Posts Tagged ‘cuerpo’

(D)escritura automática del cuerpo

diciembre 15, 2009

“El desierto crece”.

Nietzsche.

 

Escrita sobre la pantalla blanca esta la palabra que remite a Juan Rodríguez Azpilicueta o a Domingo Álvarez Caicedo o a Julia Montañés O´Williamson. Escrita sobre la pantalla blanca está la palabra que remite a las partes del cuerpo. Cabeza, tronco, brazo, brazos, hígado, estómago, esófago, branquias, sangre, callo, bilis, pus, pelo, incisivo, pubis, axila, lengua, sudor, aliento. Escritos sobre la pantalla blanca están los movimientos que remiten a combinaciones de luces y sombras que se multiplican en rubios o morenos o anchos o delgados o grises o patilargos o paticortos o rosas o turquesas o pálidos o enfebrecidos o hambrientos o saciados. Escritas sobre la pantalla blanca están las palabras que remiten a la población. Gato, perro, perra, cucaracha, vanidoso, folclórico, mecánico, limpiador, yoísta, desprendido, ama, mama, papa, ratón, héroe, delincuente, tabernero, subversivo, ortodoxa, palmero, enferma.

Escrita sobre la pantalla blanca está la palabra que remite a Jesús o Mohammed o Siddhartha o Zaratrusta o Arthur C. McFarlan. Escrita sobre la pantalla blanca está la palabra que remite a la necesidad de los cuerpos. Agua, pan, amor, petróleo, kalashnikov, oasis, revolución, electricidad, café, odio, admiración, poder, erección, subsidios, celos, lluvia, calor, indemnizaciones, caricias, ducha. Escritos sobre la pantalla blanca están los efectos de luces y sombras que se ramifican en lucha de clases o crisis de los cuarenta o migraciones hambrientas o el amor de mi vida o la seguridad de la patria o adicción a la heroína o el complejo de Edipo. Escritas sobre la pantalla blanca están las palabras que remiten a la agrupación de los cuerpos. Desplazados, zoológico, hambruna, enemigos, selva, cuarentena, amigos, templo, tumulto, rock, linchamiento, agotados, sacrificio, bosque, fosa, nación, estado, resentimiento, prisión, cementerio.

La vida abstracta

septiembre 24, 2009

Hacer del personaje una mera presencia, una línea vacía entre dos acontecimientos. La sola representación de un nombre, una edad, un grupo sanguíneo, un sexo. Hacer de su cuerpo un espaciamiento, que puede ir de un sitio a otro o quedarse estático, ser pesado o ligero, ancho o fino. Hacer que sus nervios posean un punctum de ansiedad, sin causa definida, de veloz respiración y carente de palabras. Hacer de la voluntad un cúmulo de acciones interrumpidas, impotencias, conatos y determinaciones fracasadas. Hacer que solo tenga fuerzas para cambiar de canal y tragar más que escuchar o mirar. Hacer que los oscuros movimientos del cuerpo le provoquen una trombosis mientras la demoledora estadística del colesterol ilumina una pantalla.

Desguace

agosto 22, 2009

Una vez desgajado el yo del cuerpo, si la imagen objetiva no coincide con la imagen subjetiva, se recurre a la cirujía para reproducir la reconciliación.